4 ene. 2010

Contestación a los comentarios sobre Wynton Marsalis

En primer lugar quiero dar las gracias a Marc, (Marc Bosch), y a Anónimo por sus intervenciones. A este último quiero contestarle por dos razones: porque me lleva la contraria, (hace muy bien), y porque agradezco la extensión de su respuesta.
Nunca me han gustado las afirmaciones que suponen que sólo los que trabajan en un tema pueden valorar y hacer crítica del mismo. Es como si te dedicas a diseñar muebles y pretendes negarme el derecho a juzgar si una silla es cómoda o no: quién lo va a saber mejor que yo que soy el que se sienta en ella. El arte por el arte es una mentira del romanticismo decimonónico, el arte se hace para la gente y la gente tiene que opinar del arte, con base teórica o sin ella. Esto de los expertos es una peculiaridad de nuestra cultura, (que no existe en otras), y tiene su origen en la consabida división del trabajo social que propusieron los teóricos del liberalismo económico como Adam Smith. En el fondo es sólo una estrategia para que la clase burguesa domine a los trabajadores asalariados.
En cuanto a la tradición habría mucho que hablar. La tradición es muy importante en todas las artes, (lo que no es tradición es plagio), pero eso no implica que uno tenga que hacer todo el recorrido histórico de la tradición. Es verdad que es bueno para aprender jazz empezar por los estadios más antiguos de esa tradición, pero tampoco hay que crear reglas dogmáticas y obligatorias.
Respecto a Heráclito pido perdón si mi opinión ha resultado muy agresiva y peyorativa, tampoco pretendía hacer daño. En cuanto a que no es imparcial, he de decir que tampoco lo pretendo. Esto es un blog y por naturaleza es parcial: refiero las cosas que me interesan y digo lo que me parece de cada tema y nadie está obligado a visitarlo. El que entra es porque quiere y siempre es bienvenido.
También he de decirte que el hecho de que critique cierta actitud conservadora del pensamiento musical de Wynton Marsalis no es óbice para que escuche su música con devoción e incluso me haya gastado las perras a lo largo de mi vida en comprar sus álbumes. Especialmente me gustó el que hizo con Herbie Hancock, Quartet y el Trumpet Concertos (Haydn, Mozart, Hummel), ambos de los primeros años ochenta en los que hace unas interpretaciones fabulosas tanto de jazz como de música clásica.
Por último quiero pedir perdón por el lapsus del “kind of blue”, soy muy distraído
.

*

No hay comentarios: