21 ene. 2014

Adios, Claudio.

"No me llaméis maestro, llamadme sólo Claudio". (Claudio Abbado (1933-2014)

Hemos encontrado en YouTube uno vídeo sobre un ensayo del Requiem de Verdi  con nuestra Monserrat Caballé y lo traemos porque aparece en él el director trabajando “en mangas de camisa” y soportando con paciencia las cosas de la soprano con la Orquesta y Coro de la Scala de Milán.  


Es el réquiem de un trabajador de la música y de un gran director. 





El despliegue de comentarios e informaciones que ha preparado El País para dar el último adiós al maestro Abbado es muy interesante para conocer más sobre la figura del director desaparecido.

"El año pasado fue nombrado senador vitalicio por el presidente de la República Italiana, Giorgio Napolitano. En diciembre decidió renunciar al sueldo del cargo y donarlo a la Escuela de música de Fiesole, en la Toscana. Vivía horrorizado por la situación de la cultura en su país, mutilada por los recortes. Hombre de izquierdas, comparaba a quienes lo han permitido con criminales. A menudo citaba a Alemania y Austria como un ecosistema donde las artes podían sobrevivir y desarrollarse en Europa. Todo estaba en la educación. Por eso adoraba el Sistema de Orquestas venezolano y su “santo” José Antonio Abreu. Ayer, el icono de ese trabajo, Gustavo Dudamel, lloraba su pérdida. “Para mí será siempre parte de ese excelso grupo de genios en la historia del Arte. Su infinita generosidad y amor serán siempre unos de los más valiosos tesoros que guardaré en esta vida”. (Daniel Verdú). 


No hay comentarios: