11 may. 2012

Lo dicho.




Si los problemas te han hundido
y necesitas un poco de cariño
y nada, nada va como debe
cierra los ojos y acuérdate de mí
que enseguida allí estaré
para iluminar tu más triste oscuridad

Sólo con que pronuncies mi nombre
sabes que donde quiera que esté
vendré corriendo para estar contigo.
En invierno, primavera, verano y otoño,
sólo tienes que llamarme
y allí estaré
porque tienes un amigo.

Si se te cae el cielo encima
si está oscuro y nublado
y el maldito norte empieza a soplar
no pierdas nunca la cabeza
y pronuncia mi nombre bien alto
pronto me oirás llamar a tu puerta.

Sólo con que pronuncies mi nombre
sabes que donde quiera que esté
vendré corriendo para estar contigo.
En invierno, primavera, verano y otoño,
sólo tienes que llamarme
y allí estaré
porque tienes un amigo.

¿No es bastante saber que tienes un amigo?
aunque la gente llegue a ser tan fría
que te hagan daño y te abandonen
y hasta se lleven tu alma si pueden
pero no, tú no les dejes

Sólo con que pronuncies mi nombre
sabes que donde quiera que esté
vendré corriendo para estar contigo.
En invierno, primavera, verano y otoño,
sólo tienes que llamarme
y allí estaré
porque tienes un amigo.

Carol King. 
(trad. Manuel Larios)

 
Hubo un tiempo en que las canciones se hacían así. Uno cogía una guitarra, un poema sencillo y hacía una canción con unos acordes que sonaban coherentemente y una melodía original. Se le podía añadir un arreglo de un pequeño grupo o no y se cantaban cosas sencillas pero intensas, cosas como las que siempre se han cantado: la amistad, el amor, el abandono, la justicia… 
Esta es una canción de Carol King que James Taylor popularizó. Después Taylor se casó con Carly Simon y las cosas no fueron bien. Tomó caminos equivocados hasta que se liberó de una adicción a la heroína. Se divorció de Simon en 1981 y después de la actriz  Kathryn Walker en 1995.
Pasaron muchas cosas hasta que un día de 2009 aparecen en esta grabación cantando la famosa canción. No es de las mejores versiones. En YouTube hay muy buenas versiones de los dos, pero esta película tiene una cierta emoción. Hacia el final del tema aparece James Taylor por detrás del escenario cantando a dúo con Carol King. El abrazo que la cantante le da a su amigo en los últimos segundos parece que encierra muchas cosas compartidas y la cercanía de dos personas que se han hecho mayores con mucho pasado a sus espaldas.


No hay comentarios: