16 dic. 2011

Despedida de Amigo.


Fue una larga ovación, de las más largas que se recuerdan en el Palacio de Congresos Manuel Rojas de Badajoz. Era la ovación que despedía al director de la Orquesta de Extremadura Jesús Amigo. Se dice en los corrillos que la orquesta seguirá a trancas y barrancas pero la figura de Jesús Amigo está condenada. Personalmente creo que le haremos un gran favor. Vamos a perder más nosotros que él. Se trata de un director joven y la experiencia adquirida en nuestra orquesta le va a permitir aspirar a mejores entornos musicales. Con seguridad. Otra cosa es lo que nos va a quedar aquí. El que venga detrás ha de saber que el público extremeño tiene una idea ya formada de lo que es su orquesta: unos grandes profesionales que suenan bien. Quien venga tendrá que hacerlos sonar de forma parecida a lo que nos tienen acostumbrados.
De lo contrario será un gran error de la política cultural de la Junta, que una institución que ha funcionado con una aceptación extraordinaria por parte del público fracase, habiendo tanto dinero que se derrocha en cosas que nadie disfruta. 

Y si la orquesta desapareciese, el fracaso sería total. Con crisis o sin ella. 

2 comentarios:

saalphotos dijo...

estuve la, y realmente me da pena se la orquestra termine, hecho algunos amigos com los de la orquestra.

manuel larios dijo...

Perdona que no te contestara, no lo había visto.
Estamos a la espera de ver que hacen.
De momento no han dicho nada.