28 nov. 2007

Ya llega la Navidad

Herbie Hancock es un gran pianista, no lo vamos a descubrir ahora. Estuvo en los grupos de Miles Davis que a principios de los sesenta renovaron el panorama del jazz después del bebop. Miles Davis siguió renovando y creando nuevas formas de música. Por su parte, Herbie Hancock se dedicó a hacer rock, pop y funk y a desarrollar las posibilidades de todo tipo de sintetizadores y samplers. Hay un herbie hancock que acude a los festivales de jazz y que practica el estilo que puso de moda el quinteto de Miles Davis en Sorcerer y hay un Herbie Hancock que saca discos de música popular.
Aquí no tenemos nada contra las músicas populares, pero sí que nos gusta desmontar los tinglados de la industria.
Larry Klein fue marido de Joni Mitchell y es productor y hombre de negocios de la Verve. Los hombres de negocios cada navidad tienen que preparar una buena oferta capaz de tentar a los consumidores para que cuando vayan a los grandes centros comerciales en busca de algo que regalar a los amigos y familiares tengan a mano un disco donde gastarse sus buenos euros (o dólares o yenes). Los grandes cerebros de las discográficas se reúnen con la suficiente antelación y preparan sus estrategias para estas ocasiones que son tan buenas para el mercado. De manera que Mr. Klein, que fue marido de Joni Mitchell como dije, ha pensado proponer a Herbie Hancock, un músico fantástico y además flexible para participar en cualquier proyecto, un disco con sus músicos habituales, algunos de los mejores del jazz histórico vivos, en el que se canten temas de su ex, (seguramente los derechos de autor generados se los deduce de la asignación que le debe de pasar por el divorcio), y para terminar de rizar el rizo, con colaboraciones (de un solo tema) que formen una lista impresionante de cantantes, a saber: Norah Jones, Tina Turner, Luciana Souza, Corinne Bailey Rae, Leonard Cohen y la propia Mitchell. ¿Quién se puede resistir a comprar un disco así?
Solamente esa caterva de ávidos ladrones que se descargan la música de la red.

No hay comentarios: