8 jun. 2007

Steve Reich


Escribimos sobre todas las músicas por un principio metodológico que es en realidad una forma de entender el mundo.
Steve Reich refiere, para indicar que había recibido una educación clásica, que había "crecido con los favoritos de la clase media". Quería decir que la música europea de 1780 a 1900 no era sino el reflejo de una clase social, de un tiempo, de un lugar, según una interpretación etnomusicológica que él estaba interesado en superar. En su fase formativa, Steve Reich, además de una formación clásica de pianista y universitaria de filósofo, estudió en la Julliard School of Music coincidiendo con Philip Glass y después en San Francisco (Mills Collage de Oakland) porque enseñaban allí Darius Millaud y Luciano Berio. Por entonces se relacionaba más con artistas plásticos minimalistas que con los músicos con los que se había educado, con la excepción de Philip Glass que seguía un camino parecido. Trabajó con varios músicos de los que formarían la mítica banda de rock Grateful Death, así como con músicos de jazz, era admirador de Miles Davis (que también estudió en la Julliard), Charlie Parker y Kenny Clark. Empezó en el grupo del músico minimalista de Terry Realy y fundó una banda de jazz con un amigo pianista, razón por la que eligió trabajar con la percusión. Estudió percusión en Ghana, con un maestro local y en EE.UU. las músicas balinesas gracias al experto etnomusicólogo canadiense Colin Mcphee, así como la música de otros paises de oriente. Posteriormente ha grabado con intérpretes como el guitarrista de jazz Pat Metheny en Trains o ha realizado experimentos sonoros más propios del grupo Fluxus. Finalmente se ha movido en busca de una identidad mediante experiencias musicales con los textos de la tradición hebrea.
Si los autores europeos como Zimmermann o Maxwell Davies son capaces de relacionarse con otras músicas, la forma en que lo hacen los americanos está más lejos de los prejuicios que distinguen música popular de música seria en Europa.

1 comentario:

Blogin-in-the-wind dijo...

Buenos artistas, buena prosa. Gran descubrimiento este blog.