4 oct. 2007

Están locos estos romanos.

Aviso para navegantes: algo huele a podrido en el Imperio.
El New York Times informa de los problemas existentes en la metrópoli imperial para poder radiar el famoso poema "Howl" de Allen Ginsberg, como se ha venido haciendo desde que fuera compuesto en los años cincuenta, problemas que vienen de la Federal Communications Commision, (un organismo con tantas emes como mala leche), que es quien vela porque no se transmitan contenidos obscenos y quien procesó, entre otros, a Janet Jackson y a sus tetas.
Como Internet no está sujeto a las normas de tan simpático departamento la emisora "Pacifica" lo tuvo que radiar por la red con motivo del 50 aniversario de la publicación del poema (por Lawrence Ferlinghetti en el City Lights bookstore de San Francisco).
En la página de Pacifica (http://pacifica.org ) se puede descargar una grabación del propio Ginsberg del año 1959 leyendo el poema que comienza: "I saw the best minds of my generation destroyed by madness, starving hysterical naked,...".
En la foto del NYT el poeta en una lectura pública en 1966.

No hay comentarios: