27 sept. 2007

El regreso de los Kaita


A las personas de cierta edad casi no nos da tiempo a asumir los cambios. En la televisión local emitieron ayer un extraordinario reportaje sobre la emigración africana titulado "Bienvenido Mr. Kaita", un reportaje realizado por documentos tv de TVE. Digo que no nos da tiempo a asumir los cambios porque hasta hace muy poco tiempo éramos los españoles los que recorríamos Europa en busca de trabajo y ahora resulta que hemos pasado a ser receptores y hasta mi Comunidad Autónoma, campeona nacional en las estadísticas del paro, se ha llenado de inmigrantes.
El reportaje me gustó porque daba la impresión de que era muy espontáneo, de que uno asiste al desarrollo de los hechos como un espectador de la realidad y esa espontaneidad en el cine es fruto de un trabajo minucioso de preparación, aunque pueda parecer lo contrario. Pero también me gustó porque vi reflejada la realidad de los emigrantes de una forma muy clara. Hasta ahora, no ha habido nadie en mi familia (en la que yo he conocido) que no haya sido emigrante y sé lo que me digo: mis padres emigraron a Madrid desde el norte uno y desde el sur el otro, yo emigré buscando un trabajo "en provincias" y mis hijos se han ido uno a Madrid y otro a Barcelona a desarrollar distintos trabajos. La emigración en sus dos vertientes la nacional, del campo a la ciudad, y la internacional, hacia los países ricos, han sido la realidad de, diría, la mayoría de la gente de este país.
Sin embargo ahora parece que emigrar se está convirtiendo en un delito y además está mal visto por la gente. ¡Qué vengan con papeles como hicimos nosotros!, es la respuesta que se da cuando se señala esta incoherencia. Pero, ¿son ellos los culpables de venir sin papeles?. Si parece que se necesitan, (hasta ahora no se ha colapsado el mercado laboral), ¿por qué no se solicitan emigrantes con papeles?. ¿No será que nos gustan más sin papeles, para que sean más esclavos que obreros?. Cuando el gobierno ha obligado a que los trabajadores agrícolas tengan contratos de trabajo y alta en la seguridad social la respuesta de los empleadores del campo ha sido un duro pulso con el gobierno bajo la amenaza de que no se va a recoger la vendimia. Los rumanos vienen a España: "
Porque en otro sitio no nos ofrecerían trabajo sin papeles".

Además mucha gente les recrimina que vivan hacinados, como si eso fuera culpa suya. Seguramente si pudieran vivir en un chalet con piscina no se molestarían en vivir hacinados.

No hay comentarios: